<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=2460073667466675&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Blog de Seguros Confianza

¿Qué es la Póliza Global?
Casos en que se aplica la póliza global

La proliferación de las criptomonedas y cómo deben reaccionar las empresas

Posted by Irina Weisson on 29/11/17 9:27

criptomonedas-bitcoin-empresas-preparacion.jpg

Las llamadas divisas o monedas electrónicas se han convertido en poco tiempo en un negocio rentable para hacer dinero rápido, seguro y bajo estándares anónimos. La generación de una nueva industria de inversiones en base a criptomonedas se aproxima con más fuerza que nunca.                       

Al ser un tipo de moneda digital, las también llamadas criptodivisas, fueron creadas a través del uso de un software de encriptación e inspirado en los principios de la criptografía. Esto implica un complejo sistema de cifrado de datos y procesos transaccionales gestionados por el algoritmo que respalda a la moneda virtual, además de una red de computadoras basadas en la tecnología de cadena de bloques o “blockchains”, para ser una solución a los numerosos problemas de seguridad y control que impidieron que una moneda meramente digital tuviese el éxito deseado.

Una gran ventaja de las criptomonedas es que no existe institución, gobierno u ente que controle su producción, tampoco representan una bolsa de valores. Su funcionamiento se basa en una unidad base, el dólar por ejemplo. Algunas divisas electrónicas utilizan métodos más imaginativos para ser usados como contratos o registros de deuda como unidad origen, pero siempre en relación a otra divisa como el dólar, el euro o el yen.

En lo que va de año, se han invertido aproximadamente unos 380 millones de dólares en ICOs, oferta inicial de monedas, del término en inglés Initial Coin Offering, como instrumento para financiar el desarrollo de nuevos protocolos. Es decir, la primera oportunidad para la compra de criptomonedas a un bajo precio en el mercado y perteneciente a un proyecto aún en su iniciación. 

La criptomoneda más conocida es el Bitcoin, creada en el año 2009, bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto. Durante el año 2013, el bitcoin tuvo un incremento de US$10 a US$1200 en muy poco tiempo. Esta funciona a través de transacciones anónimas entre una persona y otra, donde no se puede gastar una moneda más de una vez. El sustento de esta empresa está en la red P2P, la misma usada en los archivos torrent. Su capitalización actual oscila cerca de los 50 mil millones de dólares.

Hoy existen centenares de criptodivisas basadas en bitcoin, no obstante incorporan mayor o menor cantidad de alteraciones respecto a la original. Otro detalle importante dentro del concepto general de las criptomonedas es que a su vez se subdividen en altcoins, metacoins, appchains o appcoins.

Luego del éxito mundial de Bitcoin, el surgimiento de otras empresas basadas en criptodivisas ha incrementado considerablemente, como Litecoin, Dogecoin, Peercoin, Worldcoin y el más reciente competidor directo de Bitcoin, Ethereum.

Esta última ya es la segunda divisa más utilizada del mundo y cuenta con uno de los futuros más prometedores. Corporaciones como Microsoft e IBM vieron en Ethereum una gran oportunidad y están invirtiendo en ella. ¿La diferencia con Bitcoin? Trabajan con una criptomoneda llamada “ether”, con contratos inteligentes que la convierten en una plataforma variada de computación, asimismo, por reflejar las transacciones que realiza con su moneda y lo más atractivo, el ether es ilimitado, parte de los fondos de su creación provienen de crowdfunding, así que no es deflacionaria.

Otras marcas que invierten en empresas de criptodivisas son Dell y Expedia, cuyas grandes transacciones son a través de la moneda digital. Las criptomonedas han ganado una gran popularidad entre los inversionistas y es aquí donde las empresas deben estar atentas en sí subirse al tren de este mercado o dejarlo pasar sin nada que arriesgar. Según el diario The Economist, si una persona hubiese invertido mil dólares en Bitcoins durante 2010, hoy tendría la cantidad de 36 millones de dólares en inversiones.

Invertir en criptomonedas se asemeja a cómo se efectúa con cualquier otro tipo de moneda. El comenzar resulta barato, por eso se invierte y en la venta se espera obtener un precio mayor al inicial. Sin embargo, hay que considerar que el coste fluctúa varias veces al día, por lo que necesita de un elaborado esquema de inversión a mediano o largo plazo; este último el recomendable. 

Los expertos sugieren no dejar a un lado la investigación y análisis de lo que sucede en el contexto sociopolítico, interpretar toda aquella información y los indicadores económicos que puedan influir en el precio de la criptodivisa. 

Realizar un plan de inversión en criptomonedas se ha vuelto más seguro, ya que poseen mayor respaldo legal que años atrás. Así que, para introducirse en el mundo de las divisas electrónicas, es necesario investigar en profundidad y buscar un ímpetu inversor porque el mercado de las criptomonedas se ve con muchas y buenas oportunidades.

Topics: Educación Financiera

Síguenos en las Redes Sociales

Suscríbete

Y recibe nuestros artículos en tu buzón de correo electrónico

Suscríbase al Blog de Seguros Confianza